Logo Vida Alterna


Compártenos
FaceBookTwitterGoogleCorreoPin it
www.amor.com.mx/ >Te hablamos del amor>¿Dependes emocionalmente de tu pareja?>

¿Dependes emocionalmente de tu pareja?

dependencia emocional en la pareja

La convivencia en pareja propicia un ambiente en el que se pueden generar gran cantidad de conductas; compartir momentos con la persona que nos atrea y queremos nos da alegría, eleva nuestra autoestima pero lamentablemente también puede ser el medio en el que aparecen actitudes no gratas tal como la dependencia emocional, tema que nos atañe ahora.

La dependencia emocional es un trastorno de la personalidad que se caracteriza por la creencia de que no valemos lo suficiente y de buscar nuestra seguridad continuamente en los otros y en factores externos, sin confiar en nuestro criterio interno y recursos.

Origen y desarrollo

la dependencia emocional se genera en la niñez

Este trastorno se origina en la niñez al no ser amado de forma apropiada por las personas más significativas para el niño como lo son sus padres, hermanos o las personas más cercanas, lo que le genera una baja autoestima. Posteriormente se puede acrecentar durante el período escolar y durante la adolescencia.

¿Cómo saber que dependo emocionalmente de mi pareja?

sensación continua de necesidad del otro

Los siguientes son algunos síntomas de quienes dependen emocionalmente de su pareja:

  • Recrea situaciones en las que asume un papel sumiso.

  • Desde luego tiene muy baja autoestima.

  • Necesidad obsesiva de cercanía. En todo momento quieres estar junto a tu pareja, no soportas la distancia física ni mucho menos la psíquica (que tu pareja no te preste atención).

  • Sensación continua de necesidad del otro. Por mucho tiempo que estés junto a tu pareja nunca te es suficiente, siempre te falta algo.

  • Inseguridad continua con respecto al futuro. Nunca estás tranquilo con respecto al futuro de la relación. Siempre tienes un estado de alerta con miedo a que tu relación se acabe.

  • Sentimiento de no merecer o estar a la altura de tu pareja. Sensación continua de estar por debajo de la pareja, no merecerla y haber tenido la enorme suerte de que tu pareja esté contigo. No te libras de la idea:"No me merezco esta relación".

  • Miedo al desamor. Es algo que te persigue. Tienes la sensación de que esto tan maravilloso no puede ser verdad y tiene que acabar. Piensas que cualquier día te puedes topar con que esta relación que es un sueño se ha acabado y te abandonaran.

  • Si hay una ruptura, cae en un vacío existencial, en el dramatismo exagerado de perder de vista su propio valor como persona.

  • Falta de reafirmación personal. La persona es incapaz de mostrar los propios gustos y necesidades. Pierde su propia naturaleza más aún si eso frustra a su pareja; en cambio se enfoca en complacerla y adaptarse a todos sus gustos y necesidades.

Dependo emocionalmente de mi pareja, ¿Qué puedo hacer?

sé más asertiva

A continuación se detallan las diferentes estrategias para superar de una manera efectiva la dependencia emocional:

1. Afronta el miedo a la pérdida de la pareja
Una vez identificadas las conductas anteriores debes tomar la decisión y atreverte a eliminarlas por completo de tus comportamientos. Con esta iniciativa estas empezando a ser más independiente, más tú, y por tanto, más interesante y atractivo para tu pareja.

Si por ejemplo, te atreves a mostrar más tus sentimientos aunque te de miedo te va a ir fortaleciendo. Pasado el primer momento de miedo e inseguridad, te acercas a experimentar un sentimiento de mayor confianza y seguridad en ti mismo.

2. Se vale ser más "egoísta" (asertivo). Reconoce y expresa tus necesidades
Ponte en primer plano de la relación. Si te atreves a ser menos complaciente y luchar por tus gustos y necesidades tendrás un comportamiento más asertivo y equilibrado en tus relaciones afectivas.

Toma la lista de tus conductas de dependencia y atrévete a hacer justo lo opuesto. Por ejemplo, sí no te atrevías a contradecir los gustos de tu pareja pues ahora atrévete a mostrar tus gustos y apetencias y luchar por convencer a tu pareja para llevarlos a cabo.

3. Practica el distanciamiento físico
Para afianzar tu autonomía nos va a resultar especialmente útil el distanciamiento físico durante algunas horas o si es posible, algunos días. Seguramente vas a experimentar el vacío de la ausencia de la pareja, pero al aceptar esta "pérdida" imaginaria como nuestro gran miedo, vamos a fortalecernos y vamos a experimentar sentimientos de mayor autonomía e independencia.

Para lograr este punto se va a llevar tiempo pero puedes lograrlo incluso serás capaz de realizar actividades en solitario o con otras personas sin tener la sensación de falta o de ausencia del ser querido.

4. Enfócate en los temas fuertes de tu vida
Si tu fuerte es el trabajo, y ahí tienes buenos motivos para subirte la autoestima, dedícate más especialmente a éste y a los logros que puedes conseguir. Si son las relaciones sociales, dedica más atención a éstas para reforzar tu autoestima. Lo mismo puedes hacer con el deporte, el cuidado de tu cuerpo (ejercicio, dietas, tratamientos estéticos), los viajes, las lecturas, la familia, la espiritualidad, la ciencia, etc.

5. Desarrolla tu inteligencia emocional
Una persona con inteligencia emocional detecta en que anda mal y con toda tranquilidad actúa para corregir. Aprende a expresar tus emociones, a superar tus miedos y adicciones emocionales que te han generado gran sufrimiento.

Permítete nuevas emociones de tranquilidad y serenidad para sentirte más agusto contigo y con tu pareja. Enfocate en saber cómo tus cambios emocionales tienen reacciones emocionales positivas en tu pareja. Ello te dará la confianza y seguridad que necesitas.

6 claves para evitar caer en la dependencia emocional

busca ayuda profesional

1. Potencia tu autonomía
Al menos un día a la semana, oblígate a ti mismo a llevar a cabo un plan en solitario: puedes ir a una conferencia, salir de compras, tomar un café, dar un paseo. Entre más desarrolles tu autonomía te darás cuenta de que también puedes sentirte muy bien con tu propia compañía.

2. No dejes de lado tus amistades
En una relación cada uno tiene que tener su propio espacio para poder cultivar su intimidad y hacer planes con los amigos.

De hecho, cuanto más llena se siente una persona en relación con sus amistades, mucho mejor se siente también en el seno de la pareja. Un amor real es aquel que a modo de coaching te ayuda a ser la mejor versión de ti mismo.

Es un error aferrarse de una forma obsesiva a una persona, existen rupturas, amores que se acaban, y entonces las personas que han tenido dependencia extrema de su pareja se dan cuenta de que están solas porque han dejado de lado al resto del mundo. Recuerda: amor y amistad son dos aspectos compatibles.

3. El amor es libertad
Deja de pensar en el futuro y céntrate en el presente, puesto que este instante es lo más importante. Un amor sano es aquel en donde ambas partes se ayudan a crecer, a mejorar cada día.

4. Recibe ayuda profesional
Si te das cuenta que tus actitudes te están llevando una dependencia emocional de tu pareja acude a terapia psicológica, se vale pedir ayuda, recibir orientación.

En la mayoría de las ocasiones, las personas no acuden a la consulta por este conflicto ya que no lo consideran un problema.

5. Busca motivaciones externas
Reflexiona sobre qué metas te gustaría cumplir en los próximos seis meses en el ámbito laboral, en el plano del ocio y en tu espacio personal. Seguramente esto te va ayudar a sentirte motivado(a), te darás cuenta de que tu vida no se reduce únicamente a tu relación de pareja.

6. Toma tus propias decisiones
Anímate a tomar decisiones sin consultar con nadie más, confiando en tu propio criterio. Puedes comenzar por decisiones muy sencillas que te ayuden a ir ganando seguridad en ti. A su vez, también es muy práctico hacer cosas nuevas.

En una pareja existen decisiones que hay que tomar de forma conjunta porque afectan a ambos, sin embargo, también existen muchas decisiones que afectan únicamente a nivel individual. Las personas que tienen dependencia emocional, convierten las decisiones individuales en un asunto colectivo.

Fuente:

Webconsultas.
Nicolas Moreno Psicólogo.
Aleteia.
Hacer familia.
Ser padres.


Zona de comentarios